Suplantación de Placas de Carros, el "conejo" al Pico y Placa

“Hecha la ley, hecha la trampa. En Colombia el número de comparendos hechos a conductores por la suplantación o falsificación de placas de carros tuvo lugar a 235 en el 2021, según afirmaron las autoridades de Tránsito. Esto se convierte en la nueva amenaza para el sector de la movilidad”

En cualquier escenario dónde el fraude por falsificación es la mayor amenaza, existe una solución comprobable y verificable, que incluye validar desde una persona natural o jurídica hasta un vehículo.

Entonces…¿Por qué no se llevan a cabo estos procesos con rigurosidad?

Por estos últimos meses la modalidad de fraude ha aumentado sus niveles, tanto, que la ley se ha quedado “corta” en descifrar los recursos que los “avivados” hacen para sacar beneficios propios.

En Bogotá, la suplantación de placas se convierte en uno de los focos más grandes desde inicios del año 2022, luego de que la alcaldesa local anunciara el cambio y extensión de pico y placa en la ciudad.

¿Suplantar placas es una infracción penalizable?

Sí, desde 48 a 108 meses en prisión podría pagar una persona que incurra en la Falsificación del Documento Público, según lo estipula el Código Penal en el artículo 287, e incluso, podría costarle una multa que va desde los 8 salarios mínimos legales diarios.

“Código Penal
Artículo 287. Falsedad material en documento público
El que falsifique documento público que pueda servir de prueba, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses.
Si la conducta fuere realizada por un servidor público en ejercicio de sus funciones, la pena será de sesenta y cuatro (64) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas de ochenta (80) a ciento ochenta (180) meses” - Leyes.co

¿Por qué está cogiendo fuerza este fenómeno?

Después de los cambios en el pico y placa, dónde muchas personas resultaron afectadas y empezaron a utilizar “artimañas” para evadir el pago de las excepciones para transitar por las vías de la ciudad, el fenómeno cobró, de nuevo, más fuerza, dónde además ha sido un escenario dónde la delincuencia puede actuar con facilidad.

¿Cómo?

Con una placa de “reemplazo” los vehículos evaden perfectamente la normativa del pico y placa, y transitan por todas las calles de la ciudad, pero no es todo, en el peor de los casos, lo utilizan para robos a personas, robos de vehículos para luego ser vendidos o fraudes a las mismas empresas donde trabajan.  

¿Cómo se produce este fraude?

Se podría decir qué, cualquier persona que cuente con un vehículo para movilizarse por la ciudad, podría tener acceso a cometer este tipo de delito, el modus operandi consiste en suplantar, clonar o retocar placas originales para ponerlos en los vehículos y así cometer acciones ilegales y delictivas.

El más reciente caso fue destapado en investigaciones hechas por el Concejal de Bogotá, Oscar Ramírez Vahos, quién afirmó que el costo por hacer una placa falsa en un sector de la capital conocido como “La Playita” tiene un costo de 250 mil pesos colombianos.

(Lea más detalles de la noticia aquí: https://www.semana.com/nacion/articulo/denuncian-venta-de-placas-falsas-y-a-domicilio-para-evadir-pico-y-placa-en-bogota/202201/ )

¡Esta modalidad de fraude está a la mano de cualquiera!

¿A quiénes podría afectar directamente ese modelo de estafa?

Se podría decir que inicialmente a todas las personas, es decir, un ciudadano puede cometer un delito en un vehículo al que previamente le han puesto una “placa falsa” y fácilmente quedar como “anónimo” ante cualquier evidencia.

Lo segundo son las autoridades de tránsito, ya que cualquier persona podría estar incurriendo en dicho delito que normalmente pasa desapercibido, gracias a que no se ha adoptado un mecanismo óptimo y automatizado, para detectar cuando una placa es falsa o real.

Y por último, las empresas pueden terminar siendo las más afectadas por los delincuentes que suplantan dicho documento público.

¿Por qué?

Supongamos que tienes una empresa dedicada a la compra, venta y/o renta de vehículos. ¿Qué pasaría dónde el carro que estás comprando tiene placa falsa? Ó ¿El carro que estás rentando es utilizado para cometer acciones ilegales con la falsificación de la placa? Fácilmente la reputación de tu marca podría verse afectada y con ella la producción y crecimiento, dónde además podría traerte multas económicas.

¿Y las empresas que funcionan como apps de movilidad?

Los conductores podrían registrar una placa y estar operando con otra completamente diferente.

¿Los centros médicos que prestan servicio de ambulancia? ¿Domiciliarios? Toda entidad que dentro su funcionamiento cuente o preste un servicio vehicular, debe adoptar mecanismos seguros y verificables que eviten el riesgo a sufrir un fraude en manos de esta modalidad.

¿Cómo se podría saber si alguien cuenta con una placa falsa?

¡VALIDANDO DATOS!

Hoy en día cada una de las personas naturales o jurídicas que están expuestas a este tipo de fraude, debería integrar a su organización un sistema capaz de consultar y validar cuándo existe una suplantación de placa e incluso una suplantación de identidad en la persona que conduce un vehículo.

¡LA HISTORIA SERÍA DIFERENTE!

Tecnologías como la API de validación de datos de Verifik, han ayudado a muchas empresas a mitigar el riesgo de fraude, todo gracias a que dependiendo del tipo de negocio que tengas, ofrecen una solución antifraude para validar información.

¿Quieres blindar tu organización?

Ingresa a Verifik.co y obtén pruebas GRATIS para iniciar tus consultas.

Comunícate a la Línea de Whatsapp y pregunta por una solución antifraude según tu modelo de empresa.

Encuéntranos:

Facebook:  Verifik.co

LinkedIn: Verifik.co

Email: hola@verifik.co

YouTube: Verifik

Alexandra Soto

Alexandra Soto